DivulgaMAT
Inicio - DivulgaMAT Facebook - DivulgaMAT Twitter - DivulgaMAT

4. (Junio 2006) La Creación de los Números
PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Luis Balbuena Castellano   
Jueves 01 de Junio de 2006

(publicado en la Revista SUMA nº37, 2001)

El Cero, el Uno y el Dos
Graves autores contaron
que en el país de los ceros
el uno y el dos entraron,
y desde luego trataron
de medrar y hacer dinero.

Pronto el uno hizo cosecha pues
a los ceros honraba
con amistad muy estrecha, y,
dándoles la derecha, así el
valor aumentaba.

Pero el dos tiene otra cuerda:
¡todo es orgullo maldito!,
y con táctica tan lerda
los ceros pone a su izquierda
y así no medraba un pito.

En suma: el humilde uno
llegó a hacerse millonario
mientras el dos inoportuno,
por su orgullo cual ninguno
no pasó de perdulario.
 
Primer acto.
 
Entran en el escenario dos angelitos transportando una caja. Humos-música-juego de luces.

De la caja sale 1. Se apaga todo.
Conseguir el efecto de que ha pasado el tiempo.
Vuelven a encenderse las luces.
La Unidad (1) se pasea por el escenario o permanece acurrucada mientras se oye una música tipo «carros de fuego» Se despereza despacio. El uno, en grande, va en el traje, bien pintado o recortado.

1. Qué bien me encuentro... Todos me dicen que soy la mejor... Todos me respetan porque saben que sin mi no serían nada. Miren, ahí viene Dos. Fue el primero que engendré. Aunque es un enano, es el mayor de mis hijos. A veces pienso que le falta un agüita,... Hola Dos.
2. Hola, mamá. ¿Es cierto lo que me han contado?
1. ¿Qué te dijeron, hijo mío?
2. Que habías sido capaz de engendrar también nada menos que a 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9.

Entran uno a uno por la izquierda del escenario

1. No me fue difícil. Me repetía una y otra vez y así los engendré a todos.
2. Entonces, ¿eres hermafrodita?
1. Algo así, algo así.
2. Y, ¿no puedes engendrar a más?
1. No. Hasta ahí llegué y dudo que pueda seguir.

Ruidos. Todos salen corriendo atravesando el escenario bada la derecha.
La Unidad se mueve de un lado para otro expectante, nerviosa.
Alguien vestido de blanco y aspecto hindú, colocado en el entresuelo. Foco iluminándolo.

Fakir. Escúchame Unidad! No es bueno que estés sola. Te voy a enviar un compañero. Cuida de él. No le maltrates. Ámale. Y ya sabes, haciendo bien el amor podréis crecer y multiplicar la estirpe, que buena falta hace...
1. Pero, ¿cómo se hace el amor? ¿cómo?, por favor, ¡no te vayas sin decirme cómo...!

Más ruido y aparece, en medio de bruma, el Cero.
Entra tímido. La Unidad lo mira con curiosidad. Se intenta acercar. El Cero le huye. Una vez más y otra...

1. Eh, ¿cómo te llamas?
0. Cero.
1. Qué nombre tan raro. ¿Y tengo que amarte? Sí, tengo que hacer el amor contigo.
0. ¡Oh, qué horror! Jamás he estado con dama alguna. ¡Socorro! Me quieren violar...
1. Ven acá, no seas tímido. No te haré daño.

Se acercan tímidamente dando vueltas uno alrededor del otro.

1. Oye, Cero ¿tú sabes que tenemos que hacer el amor para aumentar la estirpe? Eso fue lo que me dijo un ser misterioso. ¡Pero no me explicó cómo hemos de hacerlo!
0. Ni idea. Ya te he dicho que jamás he estado con dama alguna.

Se coloca Cero por la izquierda. Entra Dos.

2. Mamá, ¿quién es ese gordinflón? ¿Es acaso uno de los nuestros?
1. ¿Recuerdas el ruido de antes? Presentía que algo iba a pasar. Y lo que pasó es que alguien, desde arriba (señala el entresuelo), me avisó de que me enviaría un compañero para... bueno (carraspea), bueno, cuando seas mayor ya lo entenderás.

1 se acerca lentamente a Cero mientras repite varias veces:

1. ¿Cómo se hará? ¿Cómo se hará?...

1 se mueve lentamente y se sitúa a la derecha de Cero, algo lejos y se va acercando poco a poco.

2. ¡Alto! ¡Alto! Pero, ¿qué es lo que veo? (dirigiéndose al público) ¿Ven ustedes lo mismo que yo? Esto es impresionante. Mírenlos, qué acaramelados y lo que es más grandioso, ahí está el fruto de su amor. Mírenlo ahí, ¿lo ven? Y no han tenido que pasar nueve meses ni diez lunas. ¡Oh, qué alegría! ¡Tengo un hermanito! ¡Tengo un hermanito! (Dando saltos y en tono cantarín).Música.

Entran los otros, 3, 4, 5,... por la izquierda.

2. Yo también quiero, yo también quiero...
Y yo, y yo,...

Empiezan a formar números y más números mientras se van colocando sucesivamente a la derecha de cero y bailan. Música.
Se cierra el telón.
[Telón]

Segundo acto.

1. ¡Ah! Ahora si que soy feliz del todo. Podemos llegar a ser tantos como queramos, sin límite alguno. Menos mal que Aquel (señalando el entresuelo) me envió a Cero (señalándolo). Es gordito pero «funciona» muy bien. Hemos creado una gran familia ¡la de los números naturales! Pero, ¡si vieran cómo se pone cuando lo coloco a mi izquierda! A veces lo hago para hacerlo enfadar. Ahí viene...
0. ¡Estoy aburrido!
1. ¿Qué te pasa cariñito mío? (Se coloca a su derecha)
0. Oye, te he dicho que no te pongas por ese lado. Me haces sentir insignificante.
1. Pero, ¿no me vas a decir por qué te aburres? ¿has visto cómo me divierto yo? Antes de que tu vinieras, sí que era un aburrimiento pero ahora, ...uuu... hm.
0. Bueno, bueno... (Se quita a un lado). Mira, me aburro porque esto es siempre igual. Nos reproducimos como las hormigas pero nada más.
1. ¿Y qué más quieres?
0. Tú no lo entiendes... A mí me gustaría que entre tú y yo hubiese algo más.

Entra Cinco por la izquierda.

5. ¿Qué te pasa, Cero? Te veo cara de enfadado.
0. Tu madre no me comprende. Me gustaría engendrar algo diferente. Estoy cansado de tanto número natural. Pero no sé cómo lo tengo que hacer. Si es que hay algún método...

Uno se vuelve a colocar a la izquierda del Cero.

0. Me tienes aburrido. ¿Cómo te tengo que decir que no te coloques a ese lado? Ya sé, voy a colocar este palo entre tú y yo ¡así me dejarás tranquilo de una vez!

Toma una coma del suelo y la coloca entre él y 1 formando 0,1. La Unidad empieza a gemir.

0. ¿Oh?, pero... ¿Qué está pasando?
5. (Mirando cada vez con más asombro). ¡Eh chicos!, vengan, ¡rápido! ¡rápido!

Entran 2, 3, 4,... por la izquierda.

2. ¿Qué pasa?
5. ¿Ustedes ven lo mismo que yo? ¿y ustedes? (mirando al público) ¡Miren qué hermosa criatura!
2. ¡Oh, es verdad! ¡es verdad! ¡Tengo un hermanito! ¡Tengo un hermanito...!

Música... baile,... otros decimales pasándose la coma unos a otros...
[Telón]

Tercer Acto.

Colgado, un cuadro del Cero. Mesa a un lado preparada para la fracción.
La Unidad está sentada detrás de la mesa sobre la que hay un álbum muy grande. Es un bloc de dibujo en el que están dibujados, o hechos con ordenador, unos números grandes, para que el público los pueda ver.

1. ¡Quién me lo iba a decir a mí! (Señalando el cuadro) ¡Ese gordito es una mina! ¡es una joya!. A mi familia, la de los números naturales, ahora le tenemos que añadir otra también muy, muy numerosa: le he puesto de nombre los números decimales. Es algo raro pero le va bien. Es una familia curiosa.

Fíjense, si colocamos a mi gordito a la izquierda pero con aquel palito, que él tan sabiamente usó, podemos formar una familia tan numerosa como la de los números naturales. Vean las fotos que hice de algunos de ellos.

Muestra los números O'l, O'OOl, O'OOOOl, pasando las hojas de un álbum.

Estos somos el gordito y yo. ¡Quedamos bien verdad! Formamos una pareja que ni el Banderas con la «Melenas Grifienta» esa que se trajo de Hollywood... (actualizar con la pareja de moda...)

Enseña el 0'2, 0'211, 0'22335,... ¿Ven? Son infinitos
Pero, la curiosidad mayor es que si en lugar del gordito me pongo yo delante del palito ¡tenemos otra infinidad de decimales!
Es grandioso.
Vean algunos de ellos conmigo.

Enseña los números 1,1, 1,001, 1,0002, 1,253, 1,0012, 1,859532,...
Entra Cero.

1. ¡Hola caríñito mío! ¡Mi gordito relleno y sabroso! ¿Tienes alguna otra brillante idea?
0. ¡Yo qué sé! Pregúntale a Aquel. (Señala el entresuelo).

En ese momento entran en el escenario, siempre por la izquierda, el 2 y el 5 jugando. El 5 intenta coger al 2. Éste se sube a la mesa y el 5 se acerca agachado por debajo de la mesa de forma que desde butacas se ve 2/5. Cuando forman el 2/5 se quedan quietos. Mientras, entran en el escenario los otros, 3, 4, 5,,.. y al ver a 2/5 se quedan mirando y gritan:

Todos. ¡Tengo un hermanito! ¡Tengo un hermanito! (Imitando el tonillo del 2).

El O y el 4 se colocan a la derecha de 2/5 formando 0,4.

1. ¡Miren que preciosidad! ¡Son gemelos! ¡Exactamente iguales! ¡Con la ilusión que a mí me hacía tener gemelos!

De repente se empieza a oír viento y ruidos. Salen todos del escenario por la derecha excepto 1 y O.

1. ¿Qué ocurre, gordito mío? ¡Estoy nerviosa!
0. ¡Tranquila! Mira allá. Miran hacia la derecha.

Entra 3 por la derecha, retrocediendo despacio, como si lo empujaran.

0. Eh, tres ¿qué te pasa?
3. No sé, me está arrastrando una fuerza que no puedo controlar...

Hace mutis por el foro.
Cero pasa al centro del escenario. Gesticula como si pensara.
Aparece Tres por la derecha igual que antes.

3. ¡Socorro! Hagan algo, no puedo más, estoy caminando en sentido opuesto y esto me tiene agotado ¡ayúdenme! ¡hagan algo!

Desaparece por la izquierda del escenario.
Cero sigue meditando. La Unidad y Cero miran por donde se fue Tres como observándolo. Cero se acerca al centro del escenario y toma una tabla del suelo. Aparece Tres por el mismo lugar.

3. ¡Socorro! ¡Por favor, hagan algo! ¡Me muero!

Cero se acerca y le pone el palito delante para que aparezca -3 . Tres se para en seco.

3. ¡Oh! ¿Qué es esto? Ya no me encuentro raro. ¡Estoy como en otro mundo! ¡Es maravilloso! Soy alguien nuevo, distinto. ¡Ya no soy Tres!
1. Claro, ahora eres Menos Tres

Entra Dos.
2. ¡Ole! ¿otro más? ¡chicos, vengan! ¡Tengo otro hermanito! ¡Tengo otro hermanito...!

Baile, música.
[Telón]

Cuarto Acto.

1. Pues sí. Ya les dije que mi gordito es de lo que no hay. Vieron lo que pasó. Con un simple palito horizontal (lo toma del suelo) va y crea nada menos que a los números negativos. Hasta a mí me sienta bien ¿a que sí? Miren. Con esto soy capaz de multiplicarme de nuevo hasta el infinito. ¡Ah! Con lo que a mí me gusta...
0. ¿Qué haces cariño?
1. Ya ves mi amor... diabluras. Si tú quisieras podríamos tener hijos sin parar, ¿verdad?
0. Sí, pero hay algo que me preocupa.
1. Déjate de preocupaciones y vente a mi lado. Anda. Olvida los problemas.
(Entra 2 despistado)
0. No. Déjame ahora. Llevo un buen rato pensando...
1. Pero, pensando ¿en qué? ¿Vamos a tener más hijos? ¿Sí? ¿Cómo? ¡Dímelo ya!
2. ¿Voy a tener más hermanitos?
0. No, no es eso. Se va Dos.
1. Dime qué es lo que te preocupa
0. Mira Unidad, creo que como buenos padres que somos, tendríamos la obligación de buscar una casa para nuestros hijos. Ves cómo están ahí, de un lado para otro, como locos. Parecen gallinas sin nidal... ¡dan pena! Eso es lo que me preocupa.
1. Sí. Te comprendo, pero nuestro sino es procrear, procrear y procrear y después que cada cual se busque la vida....
0. No. Hay que hacer algo. Se me ha ocurrido una idea en la que tú me puedes ayudar y mucho. (Saca una cuerda que tiene una marca -puede ser un trozo de cinta de color- en el lugar donde se colocará el cero y una en cada lugar de los números a un metro de distancia unas de otras). Mira, yo me coloco aquí, donde está esta señal. Toma tú la cuerda y colócate ahí, a mi izquierda. Esta va a ser nuestra casa a partir de ahora. ¿Te gusta?
1. ¡Oh, sí!, me gusta. Sobre todo porque no tiene salón, ni cocina, ni platos que fregar. ¡Qué bien! Pero, y ¿dónde colocamos a nuestros hijos?
0. Llama a tu hija.
1. ¡Menos Uno! ¡Menos Uno! Ven
-1. ¿Qué quieres?
0. Toma esta cuerda y ponte a este otro lado y a la misma distancia de mí que tu madre.
-1. ¿Aquí?
0. Sí (Dirigiéndose a 1) ¿Ves cariño? Ya está colocada tu hija. (Dirigiéndose a -1) Ese será tu apartamento para siempre.
1. ¿Y los demás?
0. Llama al zoquete de tu hijo mayor.
1. ¡Dos! ¡Dos! Ven
2. ¿Tengo otro hermanito? ¿Tengo otro hermanito?
0. Nooooo. Esta vez te vamos a dar una casa para que no estés por ahí como un botarate buscando siempre hermanitos.
2. ¿Una casa? ¿Dónde? ¿Dónde?
0. Ponte allí, a la izquierda de tu madre. A la misma distancia que ella está de mí. No, más acá... No más allá... ¡Chacho, mide bien de una vez! Ahí.
2. ¿Esta es mi casa?
0. Sí, para siempre...
2. ¡Ya tengo casita.! ¡Ya tengo casita!...

Baile. Música.
[Telón]

Quinto Acto.

La Unidad sola en el escenario.

1. ¡Qué felicidad! Hay que ver como ha crecido esta familia en tan poco tiempo. ¿Recuerdan cuando nací? Estaba solita en el mundo. Después fui creando a mis números naturales; al botarate de 2, luego a 3, 4,...y así hasta que Aquel (señala el entresuelo) me anunció la llegada de Cero. Fue algo extraordinario. Pero, ya conocen la historia... Ahora hasta tenemos casa. ¡Quién me lo iba a decir a mí cuando estaba yo sola en el mundo de los números! Miren, ahí viene mi numerosa familia.

Pasan números cogidos a la cuerda, la recta real, de izquierda a derecha y salen del escenario.
Cuando pasa el Cero:

1. Cuchi, cuchi. (Al Cero) ¿Por qué no vienes conmigo?
0. No, mi amor ¡Ya tenemos bastante familia! Dejemos la fiesta en paz.

1 se queda sola de nuevo

1. La felicidad nunca puede ser completa. Desde que llegaron los números negativos mi vida ha cambiado. Mis hijos ya no me necesitan y Cero no quiere saber nada de mí. Tendré que hacer algo para no morir de aburrimiento y de tristeza.

Camina por el escenario cabizbaja y pensativa.

1. ¡Ya lo tengo! La casa que me hizo Cero no me gusta mucho porque sólo tiene una dimensión. Reconozco que es útil porque cada uno tiene su casa unifamiliar. Pensaré para construirme una casa distinta, con más dimensiones. ¡Un chalecito!

Camina por el escenario recogiendo barras del suelo y empieza a enlazarlas. Son unas varillas de madera de un metro de largas con agujeros para unir unas con otras con unas palometas que están a la vista.
Construye un cuadrado de lado 1.

1. Esta casa que me he construido es un cuadrado cuyo lado tiene mi tamaño, ¿lo ven? tiene una unidad de lado. Miren qué graciosa es.

Dirigiéndose al público

1. ¿Cuánto mide este lado?... (Esperando la respuesta del público)
No lo oigo, ¿cuánto? ¡Uno! Eso es ¿Y este otro lado? (se dirige al público)... No oigo ¡Uno! Muy bien.
Y, si este lado mide uno y este otro también (Al mismo tiempo entra 2 y mira lo que hace 1) mide 1, ¿cuánto mide esta distancia?

Recoge del suelo una varilla que tiene el tamaño de la diagonal y la coloca.

1. ¿Cuánto? ¿Dijeron raíz cuadrada de dos? Síiii, raíz cuadrada de dos.

Le coloca a 2 encima el símbolo de la raíz cuadrada que está en el escenario.

2. ¡Ya tengo otro hermanito! ¡Ya tengo otro hermanito!

Entran todos.

Todos. ¡Ya tengo otro hermanito!...

Algunos números naturales se colocan el símbolo de la raíz cuadrada.
Música, luces, ruidos.

[Telón]

Por fuera del telón y por la derecha sale la Unidad con el cartel de Fin y por la izquierda -1 con el símbolo de la raíz cuadrada.
La unidad al ver la raíz cuadrada de -1 duda en quedarse o marcharse. Por fin opta por sacar otro cartel que dice continuará.
Se levanta el telón y todos los números están colocados en la recta real. 1 y -1 tiran los carteles y se colocan en sus lugares respectivos de la recta.

FIN

 

© Real Sociedad Matemática Española. Aviso legal. Diseño web